28.3.17

Niño Maldito' WERTHER (Documental)



A Pedro Torres ya no le interesa transgredir las normas de la buena sociedad ni siquiera denunciar sus miserias más execrables, con el paso de los años y coincidiendo con su maduración, irremediablemente ligada a la suma de años que se van añadiendo a la biografía del creador y de la persona, se ha convertido en testigo de lo que sucede y como tal lo expone y lo firma, tal vez por eso ha sido necesario dar un paso más allá del Hip Hop o del Rap, que están siendo fagocitados por la sociedad burguesa, que deglute todo y luego lo caga y lo vende con sus propios códigos de barra.
Este testigo llamado Niño Maldito se desmarca de manera natural de la vaguada por donde van todas las reses al matadero y se tira al monte del Trap donde solo hay riscos y desfiladeros, hay que ser muy hábil para no caer por alguno de ellos y reventarse en la ordinariez y la vulgaridad del puro sexo y la pura sobredosis sin alma.
Maldito es un músico y un letrista excepcional , no lo ha tenido que aprender, nació con estas habilidades, sólo las ha depurado, y mediante su inteligencia y lucidez transformado en joyas como Werther que no ha podido ser ignorado ni por la prensa burguesa.
Este testigo que se hace llamar Niño Maldito es una fuente inagotable de creatividad y a su lado y a la par crecen y florecen otros grandes creadores, músicos, artistas del diseño gráfico, técnicos iluminadores, cineastas, fotógrafas.
Alrededor de Werther se movió un Universo alucinante de gente que dio lo mejor de si misma por puro amor al arte, el resultado final lo pudimos ver los que tuvimos la suerte de asistir a la sala Hangar de Barcelona el pasado 10 de diciembre, un espectáculo original, sugerente, demoledor, donde se podía ver todo el inmenso trabajo y la dedicación que había detrás y donde brillaron todas las constelaciones alrededor del sol que esa noche era el Niño Maldito, igual que otras noches él mismo ha girado alrededor de otros soles igual de refulgentes, porque en Barcelona se está dando un fenómeno cultural y artístico que se estudiará en las facultades las próximas generaciones, fenómeno en cuyo epicentro Canarias tiene un lugar destacado.
Entre esos artistas y procedente de Gran Canarias está Adrián León Arocha un joven cineasta que los colegas llaman “Almodovar “ y no es por casualidad, es más bien que todos sospechan que este crío que no ha cumplido ni los 25 va a ser el próximo Almodovar de la cinematografía española.
Le vi en casa del niño cuando llegué a Barcelona dos días antes del Concierto presentación de Werther, cámara en mano rodando todo, preocupado y mortificado por su trabajo, vulnerable, es en esa mortificación donde se cuece a fuego lento la genialidad.
Adrián era la sombra del Niño Maldito grabando “full time”, nos acostumbramos tanto a él que ni cuenta nos dábamos de que estábamos siendo grabados, como si de un Gran Hermano de nuestro Universo Particular se tratara, un Gran hermano con un solo objetivo, un ojo inteligente que buscaba los puntos de inflexión del personaje, el enfoque exacto que quería dar a la historia que le bullía en el estomago y que necesitaba contar.
Y es así después de meses de montaje, nace Niño Maldito' WERTHER (Documental)
una película puramente conceptual que no necesita apoyarse en ningún discurso previo que explique la naturaleza de lo que se ve sino que viéndola entendemos todo, la verdadera esencia de las cosas, el verdadero concepto, lo que es Werther y quién es Niño Maldito.

Larga vida al arte. 

Juana Santana